martes, 4 de diciembre de 2007

De la misericordia


Comparto con vosotros un pensamiento que desde hace tiempo me acompaña y me maravilla...

La misericordia de Dios... A menudo uso como sinónimo el Amor de Dios... y es cierto... pero esta palabra MISERICORDIA guarda mucho más... algo, sobre el Amor de Dios, sobre lo que no me había parado a pensar...

Viene de miser y cordia... miseria y corazón... y es que lo maravilloso del Amor de Dios es que pone Su corazón en nuestra miseria...

En los rincones oscuros y sucios de nosotros mismos, en esos lugares en los que nosotros no queremos entrar... ahí... donde nosotros no podemos fijar los ojos y mirarnos cara a cara en el espejo de lo que somos... ahí... en lo "peor" de mi... Dios, de Él, pone lo mejor... Su corazón...

Es tiempo de Adviento... de espera de la mayor de las alegrías... supongo que eso ayuda a que las durezas y hielos de mi corazón se derritan y calienten al saber que ahí... donde yo me quiero menos es donde Dios me ama más...

<><

De Colores

5 comentarios:

Borja dijo...

¡Qué fuerte! Ya estamos en Adviento, tiempo de gritar "¡Ven, Señor Jesús!"... Y para gritarlo bien fuerte tengo que acallar mis otros gritos interiores. Aquellos que gritan "yo, yo...", "quiero esto..."

Aquellos gritos fruto de no tener el corazón puesto en El que viene.

Pero aún tenemos, por misericordia de Dios, tiempo para prepararnos... ¡Que no se nos pase!

Rodrigo dijo...

gracias...

la misericordia de Dios... es la razón que yo tengo para levantarme por las mañanas.
Gracias por seguir recordandomelo.

Besos y bendiciones en nombre del Señor,

Javier dijo...

I tagged you for the The Immaculate Conception Meme. I invite you to go to my blog to read the rules.

La inciativa proviene del blog de una monja norteamericana, por si la quieres continuar.

Saludos

Javier

Raquel dijo...

Gracias a ti por tus textos en los que tantas veces me recuerdas dónde está lo importante. Y ahora me doy cuenta de que debería cuantificar menos mis cabreos, mis dudas, mis fallos e intentar medir Su misericordia. Me quedaría con cara de mono alelao y se me quitarían muchas penas.

"la tierra está llena de la misericordia del Señor"

Helga dijo...

"ahí... donde yo me quiero menos es donde Dios me ama más..."

Que verdad tan impresionante. Hay una frase en la Palabra que dice que "Dios no puede negarse a sí mismo" (no me acuerdo la cita b+iblica) pero se entiende que el no amarnos va contrario a su ser...Ya solo me falta entenderlo con el corazón....