miércoles, 3 de septiembre de 2008

Se acabó lo que se daba...



"Ya´tá" "Todo lo bueno se acaba" "La vuelta al cole" "El síndrome post-vacacional" "Lo bueno si breve..." (Ah no... esta no!!!)

En fin... hay mil refranes y frases hechas a fuerza de ser repetidas sin cesar por toooodoooos nosotros cada vez que llega el 1 de septiembre o su día equivalente en el calendario de cada uno...

La cosa es que sakabó... ya no hay playa, ni sol, ni chiringuito, ni helados, ni siestas de tres horas, ni vida sin reloj... vamos... si la hay... pero ya no es pa mi hasta el año que viene.

Estos días he oído hablar muuuchooo del síndrome este... y la verdad, aún no estando en mi momento más optimista, le veo alguna que otra cosa buena: si tenemos el síndrome post-vacacional es porque hemos tenido vacaciones y tenemos curro... no es poco en los tiempos que corren...

En realidad creo que es una enorme estupidez (con nombre pseudo-médico y rimbombante pero una estupidez) Ni síndrome ni ná... lo que pasa es que nos mienten toda la vida diciéndonos que febrero es el mes más corto cuando es agosto (o equivalente según la agenda de cada uno).




Lo que pasa, en realidad, es que tendemos a ver la vida parcelada y a considerar que hay buena vida y mala vida... y sólo es una vida... MI VIDA! la que tengo pa vivir... tiene sus cosas... no todas los componentes y prestaciones son los que hubiera elegido por catálogo pero es esta la vida que tengo regalada para vivir... con agosto, septiembre, enero... todos los meses uno detrás de otro y cada uno con sus cosas...

Es difícil no suspirar mirando el calendario y viendo la ausencia de puentes que nos ayuden a cruzar el torrente de la vorágine del día a día con un poco más de facilidad pero bueno... vadearemos el río si hace falta y le rascaremos días al mes si se deja.

Empiezo el curso sin mochila nueva, sin plumier ni lápices, ceras y retus de mil colores... no hay libros que huelan a nuevo, ni cuadernos esperando con la primera página en blanco... pero aquí estoy.

No haré una aburrida (y manida) relación de ilusiones, proyectos, propósitos y metas... como casi todos la lista de to-do´s de septiembre es muy parecida a la que volveré a hacer en enero pero es MI LISTA, la de las cosas que creo que pueden mejorar MI VIDA, esa que se me regala para ser vivida de verdad CADA DÍA.


Seguiremos pasando y pisando por este camino que hacemos juntos. Es verdad que no habrá conchitas, ni piedras ni olas, sino hojas que caen en otoño y lluvia y esas cosas que también tienen su encanto.

Quiero rebelarme contra los alegatos nostálgicos y aferrar,e -desde la fe, eso sí!- a que lo mejor está por venir!

<><

De Colores

3 comentarios:

Nacho dijo...

¡Qué gusto da leerte! ¡Y qué alegría volver a hacerlo de nuevo!
Soy un masoca, pero aún habiendo disfrutado de mis cortas -de verdad- vacaciones, ya tenía ganas de que llegara el final del verano, para poder ver a todos mis amigos, y poder compartir nuevamente mi fe con ellos. No es que en verano no "ejerza", pero es que el verano es un tiempo de ir de francotirador, cuando lo que de verdad llena es estar en la Compañía (¡Compañía! ¡Ar!) (Donde estén 2 ó más en mi nombre allí estaré yo).

Lo dicho que es una alegría volver a leerte de nuevo.

De Colores.

><> NACHO

Jaime dijo...

¡Por fin! ¡Vivan los posts que interrumpen laaargos tiempos sin noticias tuyas! ¡Vivan los posts que están por venir!

Raquel dijo...

Vaya señora vuelta. Gracias de parte de los que no tenemos ni vacaciones en hoteles de cinco estrellas ni trabajos super remunerados, pero a cada día le basta su afán, decía mi abuela, cada mañana se estrena un nuevo sol. Y además, a mi cómo no me va a encantar comenzar septiembre? :)