martes, 20 de mayo de 2008

Memoria de elefante y fe de mosquito



Ayer en la homilia un buen amigo sacerdote nos traía a la reflexión un cuento de Bucay... la cosa va de animales últimamente...

Os acordáis de los elefantes en los circos? están sujetos con una pequeña cadena que va a una minúscula estaca clavada en el suelo. Hasta un niño podría soltarla. Entonces, por qué el elefante no levanta la pata y se suelta? no será porque no es grande o porque no tiene fuerza...

Están sujetos con una pequeña cadena porque están amaestrados.

Entonces, si están amaestrados ¿para qué los encadenan?

Los encadenan porque cuando son pequeños se les pone una cadena atada a una estaca pero como son chiquitines no pueden soltarse. El elefante grande ni tan siquiera intenta soltarse porque de pequeño lo intentó una y otra vez y no podía así que ahora, de mayor, ni lo intenta. Sólo el recuerdo de tener una cadena hace que ni lo intente. Se ha resignado.

Pues esto nos pasa a nosotros. Nos sentimos atados por cadenas del pasado de las que efectivamente no podíamos soltarnos antes, cuando éramos pequeños en la fe... pero ahora el Señor puede (y quiere!)liberarnos de las cadenas que nos oprimen...

Si no tuviéramos la fe de un mosquito creeríamos que Él puede!!!

En fin... que esto es lo que traigo hoy... como aportación personal sólo quiero añadir que puestos a ser un elefante me pido ser Dumbo... que no sólo no se resignó a quedarse atado con sus cadenas sino que aceptó lo que el mundo rechazaba (sus grandes orejas) y las usó para volar!



Seguiremos con este particular arca de Noé!

PD: Esta pisada está especialmente dedicada al Payo (gracias por guiarnos en el camino con palabras que entendemos y se nos graban en el corazón!)

Igna, puedes! nada es imposible para Dios... Confía y fermenta!!!! Tú eres Cristo para ellos... Pregúntate en cada situación: ¿qué haría Jesús? tq

<><

De Colores

4 comentarios:

Belén dijo...

Gracias Plum!! hacía mucho que no te leía... y se cuando se deja un tiempo se retoma con ganas! Mil besos y oraciones!

Anónimo dijo...

¡como me gusta tu cuento y tu aprendizaje! ;D
y... te has fijado quien firma el dibujo del elefante?? No el de walt, sino el otro! ;D
T espero el mierc! 1b

Anónimo dijo...

Eyyyyyyyy!!!!!...yo también me pido ser Dumbo, hermi... aunque a veces se rian de mí... que importa ¡¡¡si puedo volar!!! Que grande eres, Dios te Bendiga. PD. Voy a proponer que tengas una columna fija en el PROA donde publiques estos mismos post! es que ... no tienen desperdicio! ;-D Sayônara! jevita

Javier dijo...

Curiosa reflexión... Del pasado no solo hay cadenas sino heridas espirituales que el Señor tiene que sanar (en algunos casos, pienso yo)...
.