miércoles, 25 de febrero de 2009

Ayunar de lo que engaña nuestro hambre de Dios




Alguien me pedía alguna reflexión para el día de hoy, miércoles de ceniza, día de ayuno y abstinencia.

La verdad es que sobre el ayuno se me ocurren muuuuuchaaaaasss cosas, pero tenemos toda la Cuaresma para irlas compartiendo.

Me acordaba ayer de algo que un buen amigo monjes de Silos nos compartía la pasada Cuaresma.

Nos decía Fray Ángel que había descubierto al ayunar (si es que es muy útil) que inconscientemente -o no- todos vamos usando nuestros trucos para "engañar el hambre": fumar, beber agua, entretenerse y distraerse, etc... casa uno sus cositas.

Darse cuenta de esto le había llevado a vivir la Cuaresma deseando ayunar de todo lo que engaña el hambre de Dios. Todas esas cosas que nos "ayudan" a ser menos conscientes de la necesidad que tenemos de Dios.

A Borja y a mi nos pareció una preciosidad de pensamiento. ¡Qué cosas tiene vivir tan cerca del Señor!

Feliz miércoles de ceniza! Feliz Cuaresma!

<><

De Colores