lunes, 4 de febrero de 2008

desEN-MÁSCARAndonos



Yo no soy muy carnavalera. Creo que es la semana de carnaval pero para mi es la semana en la que empieza la Cuaresma! que regalo! 40 días para que el Señor me convierta un poco para ser algo más parecido a lo que Él sueña.

El sábado por la noche volvía a mi casa y me iba cruzando con gente disfrazada. Nada que ver con los llamativos disfraces del carnaval canario o brasileño, ni con los ingeniosos de las comparsas de Cádiz.

No... era otra cosa... Era un desfile de trapos y apañados sacados de algún rincón de casa que arrejuntados y combinados extrañamente entre sí hacían intuir lo que querían representar...

El caso es que me di cuenta de que en realidad nada había en aquellos disfraces de la orginiaria idea de las máscara... no había voluntad de en-mascarar sino más bien todo lo contrario...

Me daba la sensación de que cada persona con la que me cruzaba intentaba, en realidad, mostrar lo que era, lo que quería ser o lo que gustaría poder ser.

Y así fui cruzándome con brujas, ángeles, vaqueros, vampiros, enfermeras, hombres-madre, mujeres-padre, bebés, colegiales, princesas, vedettes... y así un sinfín de gritos que desde el fondo del alma quedaban ahogados en plumas, marabúes y purpurinas...

Y empiezo la semana saboreando esta idea de que las máscaras más que enmascarar nos descubren, o nos descubrimos -nos atrevemos a descubrirnos- escondidos detrás de ellas.

Feliz lunes!

<><

De Colores

4 comentarios:

Borja dijo...

Pues ojalá que esta cuaresma no nos pongamos ninguna careta para ocultar lo que vivimos, y que más de uno se pregunte, al vernos, "qué tendrá esta persona que elige hacer ayuno, abstinencia, quitarse la cerveza..." Y si se da la circunstancia, sepamos decirle bien claro: A Cristo!

Cristina dijo...

El evangelio de hoy hablaba de la niña que se levanta y anda..Talita kum..
Me acordé de ti al leerlo, asi que de nuevo vuelvo a entrar en tu blog.
Que te leo, me gusta lo que escribes y cómo lo dices.
Un abrazote de colores
Cris Delgado

Anónimo dijo...

En la misa que oí este domingo pasado, el cura hizo una reflexión curiosa. Dijo que en esta época los carnavales no tienen sentido. Acaso lo tenían cuando la Cuaresma se vivía de una manera más ascética, más exigente... Pero si duarante todo el año -y también en Cuaresma- la inmensa mayoría vive de fiesta carnavalera, qué sentido tiene ya la "semana de carnaval"...

Un saludo, JJ

Talita Plum dijo...

Que alegría leeros!

Cris, valiente! que preciosidad el lunes... gracias, gracias, gracias! (y por pisar! y por acordarte de mi!)

JJ! cuánta razón!

Borja! gracias por esta mañana! ha sido un regalooooo

De Colores