miércoles, 2 de abril de 2008

Aún en la tormenta


Es una pena que sea tan torpecilla y no sea capaz de encontrar en el yutub ese algún video con la canción que da título a este post... aún y todo... os regalo la Palabra de Dios en mi tormenta...
SALMO 36

"No te acalores por causa de los malos,
no envidies a los que hacen injusticia,
pues aridecen presto como el heno,
como la hierba tierna se marchitan.

Ten confianza en Yhaveh y obra el bien,
viene en la tierra y crece en paz,
ten tus delicias en Yhaveh,
y te dará lo que pida tu corazón.
Por tu suerte en Yahveh,
confía en Él, que Él obrará;

hará brillar como la luz tu justicia,
y tu derecho igual que el mediodía.
Vive en calma ante Yahveh, espera en Él,
no te acalores contra el que prospera,
contra el hombre que urde intrigas.
Desiste de la cólera y abandona el enojo,
no te acalores, que es peor;
pues serán extirpados los malvados,
mas los que esperan en Yahveh poseerán la Tierra.


Y a esto, por pura Gracia de Dios soy invitada, acompañada y animada a decir:


"Aún en la tormenta, aún cuando no sé alabra, aún cuando no tengo fuerzas para nada, aún cuando mi corazón quiere llorar, y cuando parece que todo se mueve bajo mis pies, aún en este mismo momento, te alabo, te alabo en verdad. Porque Tú eres mi Señor, Tú eres mi Dios, Tú me has rescatado del pecado y de una vida vacia sin Ti... Tú me amaste primero y yo te amo, Señor."



<><

De Colores

1 comentario:

Jaime dijo...

Y dice el Salmo 61:

Descansa sólo en Dios, alma mía,
porque él es mi esperanza;
sólo es mi roca y mi salvación,
mi alcázar: no vacilaré.


También uno puede invitar a su alma a vivir de una manera distinta. Acuérdate que en esperanza fuimos salvados (Rm 8,24).

En Cristo.

PD. Me alegra un montón comprobar que a pesar de todo, te quedan ganas para contarlo.