lunes, 8 de octubre de 2007

A examen




Nos pasamos la vida pasando exámenes y examinando todo lo que nos pasa y a todo el que pasa por nuestro lado...


Desde el colegio, al menos antes, teníamos que demostrar lo que sabíamos y someter a examen nuestros conocimientos que a veces no llegaban a durar en nuestra cabeza ni el tiempo que tardaba en salir la nota.


Después la selectividad. Examen de exámenes que nos capacitaba para estudiar -y dedicarnos- a lo que nos gustaba o a todo lo contrario.


La universidad... que hace que la vida llegue a dividirse entre tiempo de exámenes y de no examenes borrando de la vida la primavera, el verano y todo lo que se ponga por delante...


Y cuando crees que terminan los exámenes, no han hecho más que empezar... los exámenes médicos empiezan a hacerse necesarios, examinas tus amistades, tus hobbies, a tus compañeros de trabajo. Tu jefe te pone un cero el día menos pensado por un informe no excesivamente brillante...


Las notas ya no hay que devolverlas firmadas por los padres, pero hay días que llegas a casa con calabazas suficientes para hacer sopas para todo el vencindario.


Examinamos a nuestros amigos, novios, maridos... Ponemos notas a nuestros padres, hermanos, examinamos nuestras familias y por supuesto a nuestras amigos... incluso a veces les escudriñamos y juzgamos con más dureza que un tribunal militar...


Y a nosotros mismos... nos examinamos y re-examinamos... y, por lo general, nos damos más ceros y dieces que notas realistas... ni tanto ni tan calvo...


Este fin de semana hemos estado en una boda... ya os lo he contado... la de SergioeIrene! que ya son UNO! "para que el mundo crea!"


En la homilia (que regalo!) el sacerdote predicó de esto... del único examen realmente importante... EL AMOR!!!
Y hoy lo comparto con vosotros... Será el examen más importante de nuestra existencia:


- Y tú ¿cuánto has amado? ¿cómo has amado?


Y esto, como en el cole... no es posible aprobarlo con un atracón de última hora, no valen chuletas ni se puede copiar... Hay que amar en evaluación continua!


Sé que esto sólo es posible desde Quien nos amó primero que hoy, de nuevo, me dice:


"Ama y dilo con tu vida"


<><


De Colores

2 comentarios:

Borja dijo...

Cuánta verdad... Ojalá aprendamos a vivir la vida en vez de examinarla, y tener en cuenta cuál es el examen que merece la pena sacar...

"Ama y haz lo que quieras, pero ama".

Borja

David C. dijo...

"Al atardecer de la vida te examinarán del amor"... Pues es verdad, lo único que permanecerá es el amor y así seremos juzgados. Muchas gracias por la reflexión, bendiciones.