martes, 3 de junio de 2008

Encrucijada o Cruce de Caminos



¡Qué cosas pasan! Esta huella iba a ser una cosa y mientras se imprime en el camino se ha convertido en otra!

Buscaba una imágen de una encrucijada... y mi camino se ha cruzado con un sendero que he descubierto hace poco y eso me ha servido para darme cuenta de algo: las encrucijadas que suenan dramáticas, drásticas y duras (como si fuera una apremiante necesidad de tomar una decisión de vital importancia y trascendencia); las encrucijadas, con el Señor, se convierten en un cruce de caminos: un abanico de posibilidades, a cada cual mejor! entre las que hay que escoger para seguir disfrutando del paseo.

y es que con el Señor, cualquier camino se vuelve senda por la que pasear, no hace falta mapa, ni brújula, ni vara porque Él va delante!

Me acordaba ahora, de nuevo, de una canción que hace poco sonó por aquí

"Caminar porque Él va delante..."


En fin, que si... que tengo de nuevo que decidir por donde sigo y que de nuevo te pido que reces...

Pero algo es distinto esta vez. Es raro que siendo de letras la ecuación me haya salido tan rápido:

Tú vas a orar, le vas a pedir al Señor que me ilumine el camino que debo seguir
Yo voy a abrir mi corazón a la escucha
Y, lo más importante, ÉL VA A HABLAR. Porque nunca defrauda.

Así que aunque la "x" siga siendo aún una incógnita, el éxito lo tenemos asegurado, no?


<><

De Colores

3 comentarios:

Talita Plum dijo...

Pensándolo bien ni la "x" es una incógnita... sólo es la señal por la que reconocemos a Quien nos salva... un poco cambiada de posición!...

A veces cambiar la perspectiva (girar un poco la cabeza) hace que todo encaje!

Nacho dijo...

Rezaremos porque se despeje correctamente la X.
Nada como un buen rato a solas con El para que nos ilumine y nos oriente hacia el camino correcto.
De Colores,

NACHO

><>

Álex dijo...

Cada encrucijada es un regalo. Estamos vivos. Somos libres. Y Él nos sueña en el mejor de los caminos...