lunes, 18 de junio de 2007

Demasiado deprisa





Este lunes va demasiado deprisa... Las cosas van demasiado deprisa... no he parado, no he tenido tiempo para pararme y mi corazón está mareado...

Al mundo parece urgirle acelerar la vida... correr, correr y correr ¡¡¡todo lo que me pierdo por el camino!!!

Así ha empezado la semana y así parece que va a seguir... Espero seguir viéndolo así aunque me maree... querrá decir que yo sigo mi ritmo que yo no corro, que mi alma camina serena y son de su paz y todo estará bien aunque al final del día vomite como cuando viajaba en coche de pequeña...

Lucho por permanecer ajena a lo frenético. No es fácil pero sé que no es imposible...

Cuando la vida se acelera demasiado los colores se pierden, se funden y desaparecen aunque estén ahí... yo necesito verlos todos... ¿me ayudas?

De Colores