miércoles, 13 de junio de 2007

Hoy soy feliz!






A veces siento que soy como una veleta... cuándo me da por ser benévola conmigo mismo lo veo más como que la vida es como una montaña rusa... en la que en fracciones de segundo se pasa de la angustia a la emoción, del miedo al estallido en carcajadas porque has subido o bajado muy deprisa y... estás vivo para vivirlo y para contarlo!

Sin exagerar demasiado puedo decir que hoy estoy gozosa... de la misma manera que las pequeñas cosas me tumban y vuelven plomiza (me siento pesada y me convierto en un plomo monotemático que no ve más allá y va más allá de lo que no deja de mirar)... de la misma manera... las cosas pequeñas me hacen estallar de felicidad y se convierten en enooooooooooormeeeesssss regalos!!!

Ayer os decía que Dios nos permite soñar para darse el gustazo de cumplir nuestros sueños! y es así!!! A veces... no me atrevo a soñar... hubo un tiempo en el que de tanta cobardía me quedé sin sueños (¿te acuerdas?) y sin sueños no hay ilusión, sin ilusión no hay alegría y sin alegría volvemos a sobrevivir en lugar de VIVIR la vida!

Ayer tenía un sueño... hoy es una ilusión que me empuja... en unos días (que seguro que se pasan volando) será una alegría REAL, VIVA... y le quiero dar gracias a Dios por ella...

Es verdad... en Madrid, a veces, se puede llegar a oler el mar... ¿lo hueles?